12 de octubre: El movimiento indígena dignifica al Ecuador

a
Sábado 12 de Octubre de 2019

Este 12 de octubre, Día de la Resistencia Indígena - infamemente celebrado en algunos países como “Descubrimiento de América”- se vive una movilización popular y resistencia sin precedentes en la historia reciente del Ecuador.

Entrando al décimo día de Paro Nacional, los suministros de agua potable en gran parte de la capital ecuatoriana se encuentran interrumpidos, al igual que los servicios públicos de transporte y la provisión de víveres. Los mercados municipales se han sumado al paro integrado por un número cada vez mayor de colectivos, organizaciones, comunidades y gremios laborales, universitarios, médicos, mujeres, campesinos y nacionalidades indígenas.

La ciudad vive, en estos momentos, un grado de represión que tampoco tiene paralelo en décadas pasadas. La Policía Nacional, en conjunto con las Fuerzas Armadas, son mantenidas en jaque por el pueblo organizado en las calles de Quito, mientras no pueden recurrir a otra medida que seguir con la brutal represión que ha acechado al pueblo en las calles, dejando un saldo de al menos 5 muertos. Los compañeros y compañeras resisten entre una lluvia de gas lacrimógeno, bombas aturdidoras y perdigones, descargados de forma vil y desigual contra los cuerpos del pueblo.

La inmensa solidaridad expresada en las calles estos días refleja la unión social en torno a la resistencia organizada. Incontables paramédicos, que atienden de manera incansable a los heridos y afectados por el gas lacrimógeno, las mamas que abastecen al pueblo con eucalipto y comida, los estudiantes que mantienen encendidas las hogueras para encontrar alivio al ardor del gas, las familias que donan desde medicinas hasta víveres y ropa; todo el pueblo parece estar mirando en la misma dirección.

El resto de provincias a lo largo y ancho del país siguen levantadas, resistiendo en las carreteras con la esperanza puesta en la lucha colectiva. Siguen llegando los convoyes de pueblos Waorani, Kofán, Kichwa y demás nacionalidades del oriente ecuatoriano.

El gobierno de Lenin Moreno se muestra intransigente respecto a derogar el Decreto Ejecutivo No. 883, (que oficializó el paquetazo) mismo que marcó un punto de quiebre en la crisis política y social que registraba el Ecuador durante su mandato. Lo que Moreno parece no comprender, es que este pueblo se le fue de las manos. Ya no parece suficiente derogar el decreto mencionado, ya que ahora nos encontramos en otros parámetros del conflicto que ha estallado a causa de la imposición del modelo neoliberal a la sociedad ecuatoriana. El pueblo reclama sus muertos al Estado y no claudicará ante ninguna imposición. Ni siquiera el cobarde anuncio de Moreno de imponer el toque de queda a toda hora a partir de las 15h00 de este sábado podrá con el clamor popular.

En estos difíciles momentos, en los cuales el aparato represivo del Estado apunta con todo su poder a desmovilizar y desmoralizar la protesta popular, la gente demuestra una valentía y resistencia que - para vergüenza de los grandes medios - pocos parecen registrar. Es en honor y por respeto a ese pueblo que vence las barreras que no renunciamos a la lucha desde todas nuestras trincheras, el paro sigue, y la lucha también.

¡Que vivan los pueblos que luchan! ¡Viva la resistencia indígena! No queda duda de que, estos días y estas horas que transcurren, el pueblo ecuatoriano está haciendo historia.

 

Categoria