Fewza Yusuf: la revolución de Rojava no se detendrá

FEWZA YUSUF

La presente entrevista fue realizada durante la conferencia Challenging Capitalist Modernity III “Uncovering Democratic Modernity – Resistance, Rebellion and Building the New” (Desafiando la Modernidad Capitalista III “Descubriendo la Modernidad Democrática  Resistencia, Rebelión y Construcción de lo Nuevo”), realizada del 4 al 6 de abril de 2017 en la Universidad de Hamburgo, lugar donde se dieron cita grandes personalidades, militantes, colaboradores y académicos vinculados al Movimiento de Liberación Kurdo en las cuatro regiones del Kurdistán. Pese a que ha pasado poco más de un año, tiempo en el que han sucedido varios eventos que han cambiado el curso de la Guerra Civil Siria y la revolución en Rojava, las palabras de Fewza Yusuf, co presidenta de la Federación Democrática del Norte de Siria, cuentan con plena vigencia. El movimiento revolucionario en Rojava continúa resistiendo y combatiendo al fundamentalismo islámico y el fascismo turco, mientras construye una sociedad socialista y democrática única en el mundo, cuyo eje transversal es la liberación de las mujeres.

¿Cómo están organizados política y administrativamente los cantones de la Federación Democrática del Norte de Siria?

En el comienzo tuvimos algunas dificultades respecto a cómo el pueblo podía auto organizarse por sí mismo, esto fue en 2011 - la Guerra Civil Siria inició en este año -. Sin embargo, muchos años atrás empezó un movimiento de auto organización, este movimiento no era legal por supuesto, que al estallar la Guerra Civil Siria se abrió públicamente en varios lugares de Siria. Cuando esto ocurrió, nos organizamos en el TEV-DEM (Movimiento por una Sociedad Democrática), movimiento que reúne a varios partidos y organizaciones políticas, y que trabaja junto a organizaciones educativas, juveniles, cultures y de mujeres.

¿Cuándo se refiere a que en Rojava -Kurdistán Sirio- se organizaban de manera ilegal, habla que las estructuras del Movimiento de Liberación Kurdo estaban en la clandestinidad debido a la represión del gobierno sirio?

Sí, antes de la guerra estábamos organizados de forma clandestina, ahora estamos organizados y actuamos de mejor manera.  Antes únicamente los kurdos estaban organizados de esta forma – se refiere a la organización político social del Movimiento de Liberación Kurdo -, pero ahora puedes ver árabes y otros pueblos de Siria organizados también. Esto es debido a que se crearon fuertes bases antes de la revolución.

Por ejemplo, cuando la rebelión contra el régimen empezó, en otros lugares de Siria se produjeron robos, asesinatos, caos en la sociedad. En Rojava el pueblo se auto organizó directamente en consejos, por esta razón, fue más fácil la auto organización del pueblo.

Por otro lado, la organización de los sistemas de autodefensa empezaron en el mismo momento y fueron muy fuertes e importantes al inicio de la revolución. Primero aparecieron las Unidades de Protección Popular (YPG) y luego las Unidades de Protección Femenina (YPJ).

¿Según su opinión, que tan importante ha sido la concepción confederal democrática de Abdullah Öcalan, líder del pueblo kurdo, para la revolución en Rojava?

Todo el movimiento democrático basa sus ideas en la contribución de Abdullah Öcalan. Las ideas de Abdullah Öcalan son muy importantes en la revolución de Rojava, son las que guían el sentido de una nueva sociedad, ecológica, democrática, sobre el paradigma de la liberación de las mujeres.

¿Cree que las ideas de Öcalan pueden ser las llaves para la paz en Siria y Oriente Medio?

Sí, por supuesto, el modelo de Confederalismo Democrático es un modelo para alcanzar la paz, pero lo realmente importante de este modelo es la lucha por una sociedad verdaderamente democrática y no nacionalista. La idea de una sociedad democrática que básicamente es una propuesta del Confederalismo Democrático, es la herramienta para alcanzar la paz.

¿Durante la implementación del Confederalismo Democrático en Rojava cuáles han sido los principales problemas a los que se han enfrentado?

Un gran problema ha sido que la sociedad aprenda a vivir sin un Estado a todo momento, por esa fuerte presencia del Estado que hasta el momento había existido, pero ahora se ha abierto la posibilidad para que la gente crea que puede vivir en una sociedad democrática. Por supuesto, este proceso es largo y complicado, pero el pueblo está empezando a darse cuenta de que puede vivir sin un Estado.

El siguiente problema, es que en la sociedad siria –debido al carácter árabe del Estado sirio- ha existido una fuerte separación étnica, pero en la concepción de la sociedad democrática, la posibilidad de que árabes, kurdos y otros puedan vivir juntos, es real, y el cambio está dándose ahora mismo.

Además está la liberación de la mujer, en el Contrato Social de Rojava, existen algunas leyes que hemos implementado para parar la poligamia, los matrimonios con menores de edad, haciendo especial énfasis en la liberación de la mujer; una idea muy contradictoria según la ley sharia[1].

Otro problema también es la economía, porque estamos en una guerra, pese a ello estamos tratando de construir una economía comunal y ecológica.

La educación también ha sido otro desafío, muchos kurdos están por primera vez aprendiendo su lengua materna. Aquí lo realmente importante es cambiar la mentalidad del pueblo, y la educación es una de las herramientas más importantes para transformar, movilizar y despertar la sociedad, además de discutir los métodos de la educación - occidental -, posibilitando otras metodologías y paradigmas. Como puedes ver hay muchos problemas (risas).

Existe un gran cambio en nuestra sociedad, tú puedes ver lo que era en el inicio de la revolución y lo que es ahora, se ha generado una gran sentido de responsabilidad en la sociedad.

¿Cómo ve el futuro de la revolución en Rojava?

El pueblo se ha organizado en consejos, donde se discute sobre todo lo que importa a la sociedad, incluso se critica a las autoridades elegidas democráticamente, creando un sistema auto organizado que vive y se recrea en el pueblo.

El hecho más importante es cómo la gente vive en la realidad la auto administración democrática, cómo evalúa la situación y actúa en ella. La revolución en Rojava ha sido capaz de devolver la esperanza al pueblo en medio de la adversidad, cambiar la mentalidad de la sociedad. Esta lucha continuará por mucho tiempo, es un proceso muy dinámico que nos llevará tarde o temprano a la victoria.

 

[1] Ley islámica

Categoria

Carlos Pazmiño

Militante comunista, bolivariano, periodista y sociólogo. Estudia la cuestión kurda desde una perspectiva latinoamericana, la izquierda y el movimiento obrero ecuatoriano, teorías del Estado, etc. Ha expuesto su trabajo de investigación en dentro y fuera de Ecuador.